lunes, 25 de marzo de 2013

El romanticismo oscuro para combatir el frío

O buscando a Vronsky desesperadamente…(Por Karian Lemorak)

El mes de marzo hace su entrada bastante alejado del paso a la primavera que anuncia; las bajas temperaturas y los fuertes vientos son, en gran parte del país (y también del país vecino, desde donde escribe una servidora) más propios de la estepa siberiana… No, aunque lo parezca no soy la chica del tiempo, pero es indiscutible que en cuestiones de moda, es muy importante fijarse en la temperatura que marca el termómetro (aunque muchas egobloggers luzcan patitas de pollo al aire y sandalias en la nieve, asunto totalmente inconcebible para mi persona).


Toda esta reflexión meteorológica por mi parte, obedece a un estreno cinematográfico en el que deposito no pocas esperanzas y que, por otra parte, ha marcado en gran medida la tendencia de este otoño-invierno. Me refiero a la nueva película de Joe Wright (Orgullo y Prejuicio, Expiación), la última adaptación de la legendaria novela de León Tolstói, Anna Karenina, que ha resucitado para alegría de muchos, entre los que me incluyo, la moda de la época de los zares. Protagonizada por la gran Keira Knightley (gran actriz, claro, porque ya sabemos de lo que adolece, aunque tengo que reconocer que esta chica es mi debilidad), tiene desde hace muy poquito en su haber un merecidísimo Oscar al Mejor Vestuario, gracias a la maravillosa Jaqueline Durran, quien se inspiró en modelos vintage de Dior y Balenciaga.

  
Terciopelo, encaje, pieles, brocados y joyas opulentas (bisutería en el caso de las comunes mortales) reaparecen en nuestros armarios para combatir el frío como auténticas zarinas de todas las Rusias.



Este invierno todos se han apuntado a esta tendencia, desde las grandes firmas, como Valentino, Missoni o Michael Kors, hasta las marcas lowcost, como Marypaz o Accesorize (por no hablar de las sempiternas marcas del grupo Inditex que todos conocemos). Desde los pequeños detalles como los románticos adornos de encaje, hasta el “total look” con abrigo y gorro de piel, no sólo las marcas han sucumbido a sus encantos, sino también las amantes de la moda (modelos, bloggers, actrices, socialités… ): Kate Moss, Natalia Vodianova, Poppy Delevingne, Kate Middleton… ¡e incluso nuestro orgullo patrio Paula Echevarría!





Pero es que además, este año Rusia está de moda. El denominado “team ruso” formado principalmente por Ulyana Sergeenko, Elena Perminova y Miroslava Duma se ha paseado por medio mundo, de Semana de la Moda a Semana de la Moda, derrochando estilo. Esta tropa, formada por modelos, editoras de moda, diseñadoras (los diseños de la Sergeenko son el mayor exponente del estilo romántico ruso) y socialités rusas, han sido sin duda las abanderadas del look zarina, atreviéndose a lucirlo en su máximo esplendor.




El hombre del tiempo sigue diciendo que todavía nos quedan días de frío… ¿te atreves a combatirlos como una auténtica princesa rusa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario