miércoles, 24 de abril de 2013

Heidi

 
Bienvenidos un mes más a “Los clásicos nunca mueren”. Este mes tenemos el placer de traeros una de las series que más ha marcado la infancia de los niños que rondamos la treintena, y no es otra que la emotiva y dulce “Heidi”.

Pero lo primero todo, os voy a hacer un pequeño resumen de lo que es la serie en si, para aquellas personas que anden despistadas, después, os contaré varias curiosidades sobre esta serie de anime que nos llegó a todos al corazón.

Heidi, una niña de cinco años huérfana de padre y madre, es llevada por su tía Dete a las montañas suizas para ir a vivir con su abuelo una vez que esta cree que ya ha cumplido con su deber. Al principio, “el viejo de los Alpes”, como es conocido en las aldeas de la cercanía, no está muy contento con tener que cuidar de la niña. Sin embargo, la ternura y alegría de su nieta hace que poco a poco vaya cambiando de carácter, no solo con ella, si no con el resto de la gente también. Heidi ha descubierto una encantadora vida en las montañas y no desea irse, se hace amiga de un pastor vecino llamado Pedro y juntos dan agradables paseos por las montañas con las cabras. Heidi se gana rápidamente el cariño de todos, incluido el de la abuela de Pedro, una anciana débil y ciega. Desgraciadamente, un día regresa Dete, la tía de Heidi, para llevarse con ella a la niña, ya que ha encontrado un buen trabajo en Francfort del Meno, Alemania y Heidi será la compañera de los jefes, los Sesemann.
En la ciudad Heidi conoce a Clara Sesemann, una niña que no puede caminar y que va en silla de ruedas, tiene un gran corazón y se hacen amigas enseguida. Pero no todo es de color de rosa, en esta casa también se encuentra la estricta Señorita Rottenmeier, con quien nunca logrará llevarse bien debido a su disparidad de caracteres.
Cuando por fin consigue reunirse con su abuelo y sus amigos en las montañas de los Alpes, Heidi recibe la visita de Clara y su abuela y las montañas obraran un milagro para alegría de todos.

Ahora ya con la historia un poco más fresca, voy a pasar a hablaros un poco de este anime, porque si, es un anime. Aún recuerdo la cara de mi madre el día que la dije que Heidi en realidad hablaba en japonés. Fue realmente gracioso.

El anime se estrenó el 6 de enero de 1974 y acabó el 29 de diciembre de ese mismo, con un total de 52 episodios. Esa inspirada en el libro homónimo de la escritora suiza Johanna Spyri.

En nuestro país, la serie llegó de manos de la televisión pública, Televisión Española en el año 1975 alcanzando un éxito sin precedentes, lo que ya llevó a ser emitida en varias ocasiones, una de ellas vista por una servidora.

Lo más reciente que sabemos es, que en 2007 Planeta Junior lanzó una edición con los 52 episodios para conmemorar el 33 aniversario del anime.

Antes de cerrar este pequeño homenaje a una de las series que más marcó nuestra infancia, quiero decir que Heidi es un anime, fresco, feliz y emotivo que todos los niños deberían ver, para fomentar su amor por la naturaleza y el respeto hacia ella y hacia la gente mayor.

Y ya si, para despedirme, el famoso opening de la serie en la versión con la que crecimos todos:


No hay comentarios:

Publicar un comentario