martes, 14 de mayo de 2013

Expomanga 2013


El fin de semana del 10 al 12 de mayo se ha celebrado en El Pabellón de la Pipa de La Casa de Campo, una nueva edición del Expomanga. He tenido el privilegio de poder ir tanto el sábado como el domingo, y a continuación os voy a dar mi opinión sobre lo acontecido ambos días.

Sábado: sin duda alguna es el día de más afluencia en el evento, y vaya si lo fue. Cuando llegué allí la cola era kilométrica y cuando fui a recoger mi acreditación, la venta de entradas, al parecer, estaba parada porque el aforo en el interior estaba lleno. Ya con mi acreditación, me adentré dentro para poder disfrutar de todo lo que Expomanga me ofrecía.

La verdad es que ya me avisaron de que este año había muchos stands y que había mucho y variado material. No se quedaron cortos al describírmelo. Además, debido a que el aforo estaba más controlado que otros años, daba gusto estar por allí, había momentos de aglomeración, pero ni punto de comparación con otros años, donde andar, a veces, era una tarea casi imposible. En cuanto a los stands la verdad es que había muchas más series que otros años, lo cual se agradece porque ha habido ocasiones en que parece que el salón estaba hecho solo para los fans de Naruto, Bleach y One Piece, pero parece que esa moda va pasando poco a poco.

También quiero destacar el hecho de que se habilitaran zonas de descanso, por la zona de la cola de la Pipa, donde además estaba el escenario, podías sentarte tanto en el suelo como en las sillas sin ningún problema, y además, para salir a comer, no era necesario salir del recinto, por la zona de la cola abrieron una puerta y la explanada donde antaño ponían los camiones de los stands, esta vez se podía salir a comer. Lo cual es un detalle muy a tener en cuenta, porque no es necesario salir del recinto para comer y luego tener que volver a hacer la cola para entrar.

En cuanto al tema de los cosplay tengo que decir que este año he sido testigo del mejor de todos: un Totoro a tamaño real, con su cosplayer dentro, que se paseo por el evento durante todo el día. No pude resistirme a hacerle una foto y, por supuesto, a compartirla con todos vosotros. Es genial, ¿verdad?. También quiero destacar un grupo que iba de entrenadores Pokémon que, la verdad, me dejaron bastante alucinada por la fidelidad de los cosplays. Sin duda, estos son para mi los mejores que he visto en esta ocasión.

También quiero destacar que esta ha sido la primera vez que he asistido a un par de firmas de manga gracias a mis amigas, que conocían las obras de los autores. En primer lugar estuvimos en la de Noiry autora de Underdog y Angy Fernandez y Simon Brand, autores de Gears. Ambas fueron muy buenas experiencias.

Como siempre sucede en estos eventos, el día pasa rápido y el cansancio hace mella. Mi grupo y yo nos retiramos a última hora de la tarde, porque también íbamos al evento al día siguiente y había que reponer fuerzas.

Antes de pasar al domingo, quiero hacer una pequeña mención al tema de la cola y las esperas. Leí bastantes malas críticas por las redes sociales y, la verdad es que les entiendo, pero también me gustaría que se pusieron de lado de la organización, quieren evitar a toda costa otro caso Madrid Arena y con ello evitar que se prohíba la celebración de estos eventos. Es un palo para aquellos que no pudieron entrar, pero ante todo es necesario que la seguridad esté garantizada.

Domingo: en esta ocasión llegué al evento después de comer y la verdad es que la afluencia de gente era escasa. No había cola para comprar entradas y en el interior del recinto había poca gente y se podía pasear y ver los puestos con mucha tranquilidad, sobre todo, para realizar las últimas compras.
Se notaba bastante que por la mañana había sido el concurso de cosplay, ya que había mucha más gente que el sábado y la calidad era muy superior, aunque desde mi punto de vista los mejores seguían siendo los que vi el sábado y los que os he comentado.

Del domingo no hay mucho que destacar, en mi caso aproveche para hacer las últimas compras. Aunque la verdad es que se estaba mejor en la calle, sentados a la sombra que en el interior.

En general el evento ha sido estupendo. Me lo he pasado genial, he visto ha mucha gente y además también me he comprado cosas que quería. Así que, un evento irrepetible.

¡Hasta el año que viene Expomanga!

(By Agnes_Mare)

El Expomanga de Madrid (que ha tenido lugar en el Pabellón de la Pipa de la Casa de Campo) ha tenido grandes momentos para recordar, algunos positivos, y otros no tanto. Este año (como ya hiciese el año pasado) pude acudir dos días a uno de los encuentros más interesantes de la cultura japonesa, el manga y el anime en España.

Voy a daros mi opinión de modo cronológico. Cuando llegamos el sábado nos encontramos con una cola kilométrica que hizo que se nos cayese el alma a los pies, sino hubiera sido por las acreditaciones e invitaciones que teníamos los que íbamos, probablemente alguno de nosotros se habría quedado fuera.

Esta polémica incendió Twitter y las redes sociales en general. Las medidas de seguridad han sido bastante más rigurosas que en otras ocasiones, debido al recuerdo aún fresco del Madrid Arena.

En cualquier caso, yo abogo por pensar las cosas de un modo a medio camino entre organización y público. Si hubiera esperado una cola de tres horas y no hubiese podido entrar probablemente esta reseña no sería tan amable, pero si este es el mejor modo que ha encontrado la organización de hacer las cosas, hay que respetarlo. Porque es posible que sino lo hubieran hecho, no habría más eventos de este tipo. ¿Podrían haber hecho las cosas de otra manera? Lógicamente, pero esta ha sido su decisión y hay que respetarla.

Volviendo al Salón, debo decir que me voy contenta, porque puede hacerme con el genial manga de Noiry, Underdog, firmado y con un dibujo hecho por ella del guapísimo Dog. Noiry fue muy amable y se hizo una foto a distancia conmigo y tuvo el detalle de recodar nuestra reseña en su dedicatoria, ¡una crack esta chica!

Una amiga aprovechó para que se lo firmase también y se hizo con Gears, de Angye Fernández y Simon Brand (prometemos reseña también de este bonito manga) pues fueron muchos los artistas que estuvieron firmando sus obras en Expomanga.

Además, también conseguí la trilogía de la Materia Oscura por un precio muy asequible y salí muy contenta, a pesar de que en ocasiones había que quitar a la gente a paladas. Este año he visto más variedad en los stands y también en los cosplays, a decir verdad.

Como no podía ser de otro modo, el ganador de mi corazón ha sido Totoro, con su paraguas y su parada de autobús. Pero no ha sido el único al que he admirado por su gran labor. Pandora e Ikki de Saint Seiya también llevaban unos maravillosos disfraces y cierto grupo de Final Fantasy también se ganó todos mis respetos.

Cabe destacar también la posibilidad de comer en el patio, lo que nos ha ahorrado mucho tiempo y ha hecho que no sea necesario esperar la cola nuevamente. Quizás se hubiera echado de menos algún sitio cubierto, ¿toldos tal vez? Pero al menos pudimos comer sin tener que salir para que nos sellasen. Una vez tuvimos todo lo que queríamos (mis amigos se hicieron con juegos del rol y merchandising de Pokémon) dejamos el recinto.

Hasta el día siguiente, cuando presenciamos el concurso de cosplay (¡Totoro te queremos!) seguimos haciéndonos fotos y disfrutando del ambiente, en esta ocasión con mucha más tranquilidad, pues muchos de los que habían esperado la cola el día anterior prefirieron no volver a hacerlo. Una nueva ronda por los stands (esta vez cayó un poco de ramen, figuritas, juegos de rol, dados y mangas) fotos y más diversión fueron la nota predominante de la jornada.

Entre los cosplays destacados de la sesión me quedaré con Saber con su armadura, aparece en la foto junto a una servidora, que hizo cosplay del mismo personaje en su versión Fate/Zero y la chica que ganó en la última Japan Weekwnd el concurso de cosplay y que lucía un espectacular traje de Hyperdimension Neptunia.

El domingo fue un día bastante más tranquilo, con menor afluencia de público y más posibilidades de ver tiendas y más sombra en el patio, donde pudimos disfrutar de los cosplays con más vida, puesto que el sol hacía brillar mucho más el trabajo de todos estos trabajadores incansables.

En definitiva, a pesar de los varios problemas vividos debido al aforo (una pena que el Palacio de Cristal esté en obras, pues es mucho más grande y caben bastante más personas) ha sido un fin de semana muy entretenido, lleno de otakus, carteles de “regalo abrazos”, cosplays, tiendas, actividades y, sobre todo, buen rollo.

Repetiremos.

(By Selene)

1 comentario:

  1. Yo también estuve, y pase muy buenos ratos dentro, la verdad.

    Por cierto, muy chula la dedicatoria.

    ResponderEliminar