miércoles, 29 de mayo de 2013

Nos unimos a los ‘condenados’: IV Jornadas Damned

Este fin de semana han tenido lugar en Vallecas las IV Jornadas Damned. En esta ocasión, han girado en torno al género de Mechas, con Mazinger Z y Tetsujin 28-go como protagonistas.

Era la primera vez que acudía a este evento de los ‘condenados’ y la verdad es que me ha encantado. Además de decorar un cupcake, jugar a un juego de mesa de lo más entretenido junto mis amigos o acudir a una interesante conferencia sobre el género en España, he subido por primera vez en mi vida al karaoke.

Canté Dragones y Mazmorras con mi amiga Rinoa de Shinano no Shiro y a pesar de mis gallos (canto como una garrapata estreñida) debo decir que fue muy divertido interpretar una canción de mi infancia sin inhibiciones ni vergüenzas. Era karaoke libre y lo cierto es que había muy buen rollo.

Respecto al concurso de karaoke oficial, en esta ocasión quien ha podido hacerse con el primer premio y con la posibilidad de grabar su propia maqueta ha sido para Aida Sabaku con un tema de High School of the Dead, mientras que el segundo premio ha recaído en Bea y su canción de la Princesa Mononoke.

Además de eso, también pude acudir a una exhibición de kendo y disfrutar de la maestría de estos campeones y ver obras de artistas españoles dedicadas a los Mechas. Como sólo fui un día, no pude disfrutar de demasiados cosplays, pero me quedo con un simpático grupo de chicos que iban de la primera temporada de Digimon.


El concurso de cosplay, por su parte, tuvo varios ganadores que se hicieron con los diversos premios que se ofrecían: Limnauth se quedó con el viaje a París por su cosplay de Saber de Fate/Stay Nightm Lirin (caracterizada como Katarina) obtuvo el viaje a Barcelona y Anna, con un cosplay de Dinasty Warrios representará a Madrid en el CNCE. Además, los ganadores del concurso grupal han sido unos chicos caracterizados de personajes de The Witch´s House.

1 comentario:

  1. Dragooooones y mazmoooooorras, ¡un mundo infernal!
    La verdad es que hacer un poco el ridículo mereció la pena, porque me lo pasé genial ^^

    ResponderEliminar