viernes, 24 de mayo de 2013

Shinsengumi


De Viaje por Japón centra este mes su interés en un grupo de sobras conocidos por los amantes de la cultura japonesa y que ha tenido su hueco en diversos mangas y animes, hablo del Shinsengumi, ese grupo de elite formado por guerreros japoneses que a más de uno y una nos han hecho suspirar.

El grupo comenzó a gestarse en 1853 cuando los acorazados del comodoro Matthew Perry amenazaban las costas japonesas. La escasa reacción del shogunato de Tokugawa hizo que muchos anhelasen el retorno del emperador. Para proteger al shōgun Tokugawa Iemochi en Kyoto nació diez años más tarde el Roshiguimi, antecesor del Shinsegumi formado por 234 rōnin o samuráis sin señor.

Según comenta Wikipedia, la verdadera meta de este grupo era trabajar a favor de los imperialitas, lo que hizo que trece de sus miembros desertasen y formaran el Shinsengumi, entre ellos se encontraba Kondō Isami, el comandante del grupo.

Pero su grupo de allegados se formó antes, en el dojo de esgrima del futuro comandante, donde se enseñaba la técnica Tenen Rishin Ryu, allí conoció a Hijikata y Yamanami, que se convirtieron en sus vicecomandantes y a Harada, Nagakura y Okita que serían sus capitanes.

Los Shinsengumi vivieron muchas idas y venidas y tuvieron que enfrentarse contra los que apoyaban la restauración y a las luchas internas de la organización, que reducían el número de miembros.

Muchos señalan que el fin del grupo se hizo oficial con la muerte de Hijikata, que pereció por un disparo de bala el 20 de junio de 1869. Aunque el grupo ya había quedado descabezado cuando obligaron a Kondō a cometer suicidio ritual.

Hijikata, de Hakuoki
Los Shinsengumi tenían varias normas y seguían el camino del guerrero, de manera que debían ser justos y valientes. Vestían haori y hakama sobre un kimono, con una cuerda blanca llamada un tasuki cruzado sobre el pecho y atado en la parte posterior. La unicidad del uniforme era la más evidente en el haori, que era azul claro o amarillo claro. Las mangas del haori fueron adornadas con rayas de montañas blancas, dando por resultado un equipo muy llamativo, absolutamente diferente a la de los marrones, negros, y de los grises, generalmente usados en la ropa del guerrero común.

El icónico Shinsengumi ha aparecido en muchas series anime, así como en videojuegos, libros o películas. Yo he visto algunos de ellos, pero creo que me quedaré con las que han sido más significativas para mí: Hakuoki y Peace Maker.

Okita, de Peacemaker
En la primera de ellas, se basa en la última época del histórico grupo, pero con un factor sobrenatural añadido. Según Wikipedia, Yukimura Chizuru, cuyo padre trabaja en Kioto como médico practicante de medicina occidental, decide viajar a la capital imperial a buscarlo tras haber perdido contacto. Allí, es atacada por un monstruo sediento de sangre pero es rescatada a tiempo por los miembros del Shinsengumi. Estos la toman en custodia, y descubren que es la hija del doctor que también buscan. El Shinsengumi decide acoger a Chizuru y ayudarle en la búsqueda de su padre, con muchas aventuras en el proceso.

Peace Maker Kurogane tiene lugar en 1864, primer año de la era Meiji, en un momento comprometido para Japón, ya que el feudalismo está empezando a desvanecerse. En este los leales al shogun y los reformistas del emperador se enfrentan y dividen el país. Los Shinsengumis son parte de estos grupos, se encargan de controlar Kyoto y son temidos por su tenacidad. Tetsunosuke Ichimura, un chico de 15 años, presencia como el clan Choushuu mata a sus padres y decide vengarse formando parte del Shinsengumi.

Vocabulario de animales

Perro: Inu
Gato: Neko
Pájaro: Tori
Pez: Sakana
Tortuga: Kame
Conejo: Usagi ウサギ
Elefante: Zō

1 comentario:

  1. Yo al Shinsengumi lo conozco por la serie de Kenshin, en concreto por Hajime Saito, personaje genial, por cierto.

    Me ha encantado el artículo, muy instructivo.

    ResponderEliminar