viernes, 7 de junio de 2013

Tratamientos personales en japonés: cómo utilizar "san", "kun" y "chan"

El uso de “san”, “kun” y “chan” genera cierta confusión. Sin bien el tema es un tanto amplio y las explicaciones pueden resultar difíciles, les quiero simplificar las cosas enfocándome en el uso general de estos términos.

El “san” se utiliza entre adultos, por ejemplo: María san.

El “kun” se aplica a los niños. También a los adultos, aunque en este caso depende de la diferencia generacional. Es decir, si mi compañero de trabajo se llama José y es mayor que yo, no puedo llamarlo José kun, sino José san.

El “chan” es un término de carácter afectivo que se utiliza para llamar a niños pequeños, es como un diminutivo, por ejemplo: Juan chan (Juancito). También se aplica en el lenguaje infantil para denominar a los animales, por ejemplo: “wanchan” (perrito), “usagichan” (conejito), “nekochan” (gatito).

A los bebés se los llama cariñosamente “akachan”.

Bueno, para concluir, un par de observaciones. Ante la duda, utilicen el término san para referirse a otra persona. Nunca utilizar cualquiera de los términos en su propia persona. Cuando se presenten no digan soy Carmen kun o Pedro san, sino “Carmen desu” (Soy Carmen), “Pedro desu” (Soy Pedro).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada