jueves, 11 de julio de 2013

Reseña Diario de una doctora


  • Título original: Doctor´s Diary Männer sind die beste Medizin
  • Título en español: Diario de una doctora
  • Creador: Bora Dağtekin
  • Reparto: Diana Amft, Florian David Fitz, Kai Schumann,  Peter Prager, Julia Koschitz, Steffen Groth, Laura Osswald, Annette Strasser…
  • Temporadas: 3
  • Capítulos: 24
Sinopsis: “Gretchen Haase, tras ser engañada por su novio pocos días antes de su boda, rompe su compromiso y vuelve a casa de sus padres. Después de esta decepción, se enfrenta a una profunda crisis personal, tras la cual tomará la decisión de convertirse en cirujano. Comenzará a trabajar en el hospital en el que su padre es jefe. En el primer día de trabajo, se reencuentra con un viejo compañero del instituto, Marc Meier, del que pasó toda su adolescencia enamorada, pero él siempre se mofaba de que estaba gordita, y de sus gafas. En el hospital también conoce a Mehdi Kaan, un ginecólogo, y a las enfermeras Gabi y Sabine, con la que hace buenas migas”. (http://es.wikipedia.org/)


OPINIÓN PERSONAL

En muchas webs, consideran que la historia de Gretchen es una mezcla entre Anatomía de Gray y El diario de Bridget Jones. En ocasiones he pensado que se parece más a la segunda que a la primera, pues la protagonista está obsesionada con perder peso y encontrar a su hombre ideal, pues la han abandonado en al altar y parece más que dispuesta a empezar una nueva vida.

Divertida hasta no poder más, Diario de una Doctora nos muestra a una mujer de casi 30 años que se comporta como una adolescente de 15, escribiendo en su diario, esperando que el chico venga a recatarla y montándose sus propias películas, que muchas veces son interpretadas por los personajes, lo que hace que las risas estén aseguradas. Hay una escena que pretende parodiar Crepúsculo con la que no pude parar de reírme.

Al ser una serie europea es bastante distinta de las de este tipo a las que estamos acostumbrados y tiene otro ritmo, otra cadencia. La doctora Haase es pura efervescencia, con sus miles de esfuerzos de ponerse a dieta y de aparentar ser profesional, lo que a veces es incapaz de conseguir en un mundo de hombres. Además debe aguantar a su insufrible jefe, Marc Meier y al guapo y problemático ginecólogo Mehdi Kaan.

La relación entre estos tres es un tanto estrambótica, pero lo cierto es que no te dejará indiferente, porque no es el típico triángulo amoroso ni mucho menos, no solo por el humor con el que se trata el asunto, sino también por la interacción con otros personajes que no dejan de interrumpir y cotillear, como más que un hospital fuera un instituto con adolescentes llenos de hormonas.

Y hablando de personajes secundarios, creo que la enfermera Sabine es uno de mis personajes favoritos, treintañera, soltera y enganchada a las novelas románticas que escribe la madre del doctor Meier. Esta chica, pese a lo que pueda parecer, tiene una historia dura y muy tierna detrás.

En general (hace un tiempo que vi la serie y no recuerdo todos los detalles) es una serie entretenida, que engancha y qué te hace reír, pero en ocasiones es un poco machista, pues la obsesión de la protagonista es encontrar un hombre que la quiera, estar delgada y tener su final feliz raya lo insano. Aunque intenta sobreponerse y decirse a sí misma que con su carrera tiene suficiente.

Nota: 8 Diario de una doctora es una serie genial, llena de momentazos y de sueños por cumplir, pero también con algunos mensajes de cómo es la sociedad actual y el papel que juega la mujer en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario