La Torre de Tokyo

Este mes en “De Viaje por Japón” vamos a comenzar un recorrido por todas las zonas más famosas del país nipón, lugares que hay que visitar si o si en el caso de que vayas a viajar a Japón. Y como no es para menos, vamos a comenzar con la emblemática e imponente Torre de Tokyo.

La Torre de Tokyo, como su nombre bien indica, se encuentra en Tokyo, y su diseño está inspirado en la Torre Eiffel de París aunque esta tiene notables diferencias con respecto a la parisina; lo más llamativo es que está pintada de rojo y blanco, colores obligatorios debido a las regulaciones de aviación del país, mide 8,6 metros más que la Eiffel y es más ligera, ya que pesa 4.000 toneladas frente a las 10.100 de la parisina. Como veis, parecen iguales pero no lo son.

Su construcción terminó el 14 de octubre de 1958 y lleva abierta al público desde el 7 de diciembre de ese mismo año ya que es una de las principales atracciones turísticas de la capital de Japón.

Además de sus funciones para el turismo, La Torre de Tokyo es un elemento básico para las comunicaciones en la capital ya que su función básica es la de antena de transmisión de señales analógicas, y desde el 2003 transmite en digital para el área de Kanto.

En su origen esta torre tenía como propósito transmitir solo para televisión, pero 1961 se instalaron antenas para que transmitiera para radio también. Actualmente soporta ambas cosas y transmite canales como NHK, TBS y Fuji TV, muy conocidos para todos aquellos que vemos anime.

Pero con la llegada de las nuevas tecnologías, La Torre de Tokyo no daba la talla, ya que su altura no era suficiente para soportar completamente le emisión de la señal terrestre digital a toda la zona, por eso tuvieron que construir una nueva torre, la Tokyo Sky tree, que fue inaugurada en 2012, convirtiéndose en la mayor estructura de Japón, superando a la Torre de Tokyo.


Como veis, esta Torre es un elemento muy importante e imprescinble en el panorama turístico japonés, y lo seguirá siendo en el futuro.

Comentarios