Dream Raiders


El pasado cuatro de enero, tuvo lugar en las instalaciones de la editorial Nosolorol, en Madrid, la presentación del nuevo libro de la editorial Dream Raiders. El autor de la obra, Ismael Díaz Sacaluga, dio algunas pinceladas de su juego de rol y a continuación se pudo probar en partidas que fueron de lo más entretenidas.

La idea de Dream Raiders empezó como el proyecto para una película, pero debido a asuntos personales, el autor lo dejó en el cajón hasta que decidió que viese la luz. En un primer momento, pensó que el manual básico fuese un autojugable, pero finalmente optó por llevarlo a cabo. La creación de un sistema propio, así como el trasfondo del juego hizo que acabase convirtiéndose en lo que actualmente es.

Según el propio Díaz Sacaluga, Dream Raiders es “una fábula de ciencia ficción en la actualidad· y que nos transporta a un universo en el que se ha descubierto como entrar en el mundo de los sueños. Al probar los viajes, algo sale mal y nadie en el mundo puede dormir en tres días, este fenómeno se conoce como 'La Gran Vigilia' y que la opinión pública aún no tiene muy claro a que se debe.

También se han dado en el mundo algunos sucesos que no tienen explicación y muchos han caído en una enfermedad denominada 'El Mal de Morfeo' que empieza con la pérdida de los recuerdos y termina con la muerte. Los personajes se pondrán en la piel de estas personas que, además, han perdido sus recuerdos y que deben recuperarlos, o del contrario avanzarán en los estadios de la enfermedad. Para hacerlo, cuentan con la ayuda de la Fundación Yggdrasil, que les da soporte técnico.

Con un entorno que recuerda a Matrix o a Origen, los jugadores son capaces de modificar el mundo de sus sueños, lo que da una gran libertad narrativa e interpretativa. Aunque hay que tener cuidado, porque si cruzan cierto límite en sus actividades, el propio sueño podría expulsarlos. Durante la partida que nos dirigió Manuel J. Sueiro, fundador de Nosolorol y por ende, diseñador y maquetador del libro de Dream Raiders, pudimos darnos cuenta de esto y de mucho más.

La verdad es que Dream Raiders (poseo un ejemplar que me regalaron por mi cumpleaños pero que aún, y desgraciadamente, no he podido leerme) me ha resultado todo una novedad, pues contrasta con los juegos a los que estoy habituada a jugar, es dinámico, original y los personajes deben convertirse, en cierta medida, en auxiliares del narrador. Además, el modo de dar experiencia (los jugadores eligen quien se ha portado mejor durante la aventura) a través de la recuperación de recuerdos le da un toque increíble.

La libertad, así como el propio mundo dentro de Dream Raiders y el sistema basado en esferas me ha interesado muchísimo y desde aquí os animo a todos a probarlo, no solo porque es un buen producto, si no también porque es uno realizado en el ámbito nacional, ¡qué nadie se lo pierda!

Díaz Sacaluga también es autor de otros juegos Nosolorol como son 99 Espadas y Cazadores de Leyendas.


Comentarios