domingo, 12 de enero de 2014

Restaurante Brutus


Volvemos este mes con fuerza en el apartado de Andrómeda dice…, y que mejor que empezar este 2014 con un restaurante al que tuve el placer de ir hace unas semanas. Dicho restaurante no es otro que Brutus, el cual está empezando a expandirse y poco a poco se pueden encontrar más franquicias suyas.

Pero, ¿qué es Brutus? Brutus es un lugar donde la comida que sirven es grande, muy grande, yo diría que gigante y donde es muy fácil que pueda sobrar comida en el plato. Este restaurante es ideal para grupos grandes de gente, y de buen comer para que negarlo, ya que, al ser tan grandes los platos, se pueden compartir sin ningún tipo de problema y todo el mundo queda bien satisfecho.

Gracias a su página web (www.brutus.es) podéis haceros una idea de lo que os espera si vais a este restaurante a comer o cenar. Entre sus platos estrella se encuentran: la hamburguesa gigante Brutus, el perrito gigante Brutus, súper ensalada césar y el delicioso helado de chocolate. Todo, por supuesto, en tamaño XXL.

Si sois residentes en Madrid y leyendo este artículo os entra la curiosidad por probar la comida de éste lugar, podéis encontrar restaurantes en el Centro Comercial de Xanadú, en Fuenlabrada y en el Centro Comercial de Alcalá Norte. Aunque si sois de otras partes de España no os preocupéis ya que en su página web podéis encontrar todos los restaurantes disponibles a lo largo de la geografía española.

Mi experiencia en este restaurante la verdad es que fue muy curiosa, ya que aparte de comer bien, el lugar es muy curioso ya que todo es de tamaño gigante, incluida la decoración, lo que hace las delicias de los más pequeños y mayores. Se pueden encontrar desde tenedores gigantes hasta una pieza de peón de ajedrez tamaño XXL también. Es un buen pasatiempo mientras te sirven la comida, la verdad.

En cuanto a la comida, las otras dos personas y yo, pedimos, para los tres, patatas con queso y bacon, la hamburguesa Brutus y de postre un brownie. Lo cierto es que todo estaba muy rico y te quedas muy saciado, además, la bebida te la sirven en un vaso muy grande con una pajita muy grande y puedes tener fácilmente con un vaso para cenar, aunque si no es así te lo rellenan.

Desde mi experiencia os recomiendo encarecidamente ir, aunque eso sí, es preferible ir a comer en lugar de cenar, ya que su comida llena bastante y luego puedes dificultades para hacer la digestión. Pero por lo demás es un lugar ideal para ir un fin de semana.


Desde aquí os invitamos a que visitéis este lugar y que luego nos contéis que os ha parecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario