Mouse Guard


El 20 diciembre llegó hasta las tiendas españolas el juego de rol de Mouse Guard, basado en los cómics homónimos de David Petersen. La versión en nuestra lengua es de Holocubierta Ediciones y se trata de una edición en tapa dura con sobrecubierta, 332 páginas y con un precio de 34,95 euros. Los amigos de Holocubiera han respetado el original, de manera que tiene forma cuadrada, lo que es de agradecer para los que tenemos algunos de los cómics de los heroicos ratones, porque no desentona en absoluto en la estantería, al estar en el firmo formato.

El encargado de traducir el libro al español (el original es de ediciones Archaia) ha sido traducido por Rodrigo García Carmona, el autor del juego de rol de La Puerta de Ishtar y puedo deciros que es una auténtica delicia, corregida por Alejandra González y José Manuel Palacios. La coordinación editorial ha corrido a cargo de Ismael de Felipe y Juan Emilio Herranz y la maquetación la ha desarrollado Vanessa García.

En Mouse Guard nos meteremos en la piel de la Guardia de los ratones, que defiende los territorios de una serie de peligros, como los depredadores, el tiempo o los propios ratones y sus rebeliones. El libro contiene todo lo necesario para crear partidas en la época medieval donde tiene lugar el juego, con un sistema de creación de personajes, ambientación, un mapa a todo color y aventuras para empezar a crear historias. Ver las cosas desde el punto de vista de un ratón es algo a lo que los jugadores de rol no suelen estar acostumbrados, lo que abre todo un mundo de posibilidades que aún no se han explorado.

El juego original lo realizaron el propio Petersen y Luke Crane (autor del juego de rol The Burning Wheel, cuyo sistema también utiliza Mouse Guard) y se basa en los cómics del primero, que empezaron a publicarse en 2006 y que ya tiene multitud de seguidores en nuestro país (yo misma me considero una de ellos) y cuyo primer tomo (Otoño de 1152) se hizo con el  premio Eisner a la 'Mejor publicación para niños'. En España, las aventuras de los guardianes nos llegan a través de Norma Editorial. De la corrección en la lengua de Shakespeare se encargaron Thor Olasvrud, Mark Smylie, Johanna Novales, Joseph Phillip Illidge y el propio Crane.

Personalmente, tuve la oportunidad de jugar a Mouse Guard en las Ludo Ergo Sum (LES) de 2013, que tienen lugar en Alcorcón de modo anual. En mi caso, probé el juego gracias José Manuel Palacios, uno de sus correctores. La verdad es que el juego me encantó desde el primer momento, no solo por la posibilidad de ser un ratón (son monísimos, me tienen cautivada, lo reconozco) sino también porque tuvimos una mesa genial y tanto el sistema como la ambientación son espectaculares, al igual que el saber hacer del director de juego.

Cuando me enteré que en unos meses estaría disponible en español (creo recordar que fue en las mismas LES) me dije a mí misma que me haría con él. Aunque no tuve que hacerlo porque los Reyes Magos se portaron y me lo trajeron. Y no me defraudó. Mouse Guard está bien traducido, es coherente y es sencillo de entender (tuve algunas dudas en el combate, porque era algo completamente nuevo para mí), además es una exquisitez desde el punto de vista artístico.

Aunque el libro tiene todo lo posible para empezar a dirigir con las partidas que incluye, yo me he decantado por crear mi propia historia con nuevos personajes, espacios y oportunidades. La verdad es que estoy muy ilusionada, deseadme suerte, porque he dirigido bastante poco y la verdad es que tengo miedo escénico. Aunque con los guardianes de mi parte, me siento protegida.

(Para realizar esta reseña conté con la información de http://www.laespadaenlatinta.com/  y http://www.holocubierta.com/)

Comentarios

  1. :) Mucho ánimo dirigiendo tus propias historias. ¿Veremos alguna por aquí?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario