viernes, 14 de febrero de 2014

Saint Seiya - Evolución


Este mes hemos querido dedicar nuestra sección de manga y anime a una serie mítica que bien podría haber encajado en ‘Los Clásicos nunca mueren’. Se trata de la inmortal Saint Seiya(聖闘士星矢 Seinto Seiya), de Masami Kurumada, una de mis series favoritas y que me trae muchísimos recuerdos de otra época de mi vida. Para ello, he echado mano de la Wikipedia y de mis propios recuerdos, espero que este artículo sea de vuestro agrado.

La serie original (conocida en España como ‘Los caballeros del Zodiaco’) fue creada en el año 1986 y se publicó en la revista. Shūkan Shōnen Jump de la editorial Shūeisha. Después se adaptó a una serie anime de 145 episodios con 31 capítulos formato OVA. Gracias a las películas, precuelas y secuelas, aún a día de hoy la serie está presente.

***

LA SERIE ORIGINAL

Saint Seiya siempre ha estado rodeada por la mitología griega y romana, y se centra en la historia de un grupo de jóvenes guerreros denominados ‘santos’ (o ‘caballeros’), con Seiya de Pegaso como principal protagonista. Estos luchadores luchan del lado de la diosa griega Atenea en su nueva reencarnación humana, Saori Kido, para proteger la guerra de las fuerzas del mal.

La diosa despierta cada 200 años para enfrentarse con Hades, su enemigo por antonomasia. En la primera serie Seiya, Hyoga, Shiryu, Shun e Ikki (los principales protagonista de esta historia) deben enfrentarse a un sin fin de enemigos. Para ello, los santos usan su energía interior ligada al universo, el cosmos, y sus armaduras, inspiradas en las 88 constelaciones, las hay de tres categorías: bronce, plata y oro. La serie original se divide en cinco sagas:

El Torneo Intergaláctico
Tras haber finalizado su entrenamiento, los caballeros de bronce se reencuentran para luchar por la Armadura de Sagitario (de oro). La repentina aparición de Ikki de Fénix trastoca el resultado del  torneo.

La saga del Santuario
Todo apunta que los sucesos ocurridos durante el torneo Intergaláctico están relacionados con el Santuario de Grecia, donde residen los 12 caballeros de Oro. Los chicos de bronce viajan hasta allí para enfrentarse a una de las sagas más impresionantes de toda la serie.

Hyoga en el país de los hielos
El caballero del Cisne protagonista esta saga que es exclusiva del manga.

La Saga de Asgard (solo del anime)
Después de la Saga de las 12 Casas, el Santuario sufre un ataque y los caballeros de bronce viajan hasta el reino helado de Asgard para descubrir qué ocurre.

La Saga de Poseidón
Los santos de bronce deben enfrentarse contra uno de los dioses más poderosos: Poseidón. Para ello se trasladarán hasta el fondo del mar y se enfrentarán a sus generales.

La Saga de Hades
El combate definitivo entre Atenea y Hades. Hades se encarna en un joven de corazón puro y los caballeros deben enfrentarse a su ejército. En el anime, esta etapa llegó más tarde, de manera que puede verse el gran salto cualitativo entre las primeras historias y esta. La estética de la Saga de Hades es impresionante.

SAINT SEIYA EPISODIO G
En este manga podemos conocer un poco mejor a los caballeros de oro y los sucesos que tuvieron lugar antes del inicio de la serie original. Con dibujo de Megumu Okada y guión del maestro Kurumada, el manga de una gran belleza visual y nos presenta a los dorados desde el punto de vista de Aioria de Leo, por entonces un joven arisco y rebelde.

En este spin off, los caballeros se enfrentan con los titanes, que buscan liberar al antiguo dios Cronos y podemos saber un poco más de los dorados, pues en la serie original apenas pudimos disfrutar de algunas pinceladas.

SAINT SEIYA LOST CANVAS (El Lienzo de lo Perdido)
Esta historia ocurre en al anterior reencarnación de la diosa Atenea. Tenma y Aaron son dos niños huérfanos que viven en un pueblo italiano. De pronto, su apacible vida se ve interrumpida cuando aparece el caballero de Libra y se lleva a Tenma para convertirse en santo.

Por su parte, Aaron se encuentra con Pandora, que le dice que es la reencarnación de Hades y lo lleva al lado oscuro. En esta reencarnación, Atenea no es otra que Sasha, la hermana pequeña de Aaron y amiga de la infancia de Tenma. Sasha y Tenma vivirán momentos complicados, pues deberán enfrentarse a su gran amigo Aaron, lo que le da a esta serie unos tonos un tanto distintintos a los de la serie original.

El dibujo de Lost Canvas es precioso, con unos personajes más estilizados que lo de la serie original, pero sin esos paisajes tan recargados de Episodio G. Lo cierto es que el dibujo de Shiori Teshirogi es el que más me gusta de todos junto al del maestro Kurumada.

SAINT SEIYA NEXT DIMENSION
A grandes rasgos, esta serie (creada por el propio Kurumada) es la continuación de la Saga de Hades, cuando el propio dios recuerda (mientras pelea con Seiya) encuentros anteriores con caballeros de Pegaso. Al parecer una vez avanza la serie, se unen sucesos del presente y del pasado, no he querido indagar demasiado porque aún no he visto esta versión de la ya mítica serie.




SAINT SEIYA OMEGA Ω
En mi opinión, esta es la saga que me parece más innecesaria de la serie. Seiya se sacrifica para salvar a Saori y a Kouga, un bebé que está destinado a hacer grandes cosas. 13 años después, y tras pasarse la vida entrenando, el chico se convierte en caballero de Pegaso cuando secuestran a Atenea.

Kouga desconoce su origen, por ello emprende una aventura para descubrirlo. En ella, pasa por Palestra, una especie de escuela de santos (cosa que para mí no tiene ningún sentido, si debo ser sincera) y se enfrenta a mil calamidades, para hacer amigos y poner su punto de mira en el Santuario, que ha sido invadido por las horas del dios Marte, quien secuestró a Saori.

***

En general, la serie me encanta, creo que transmite unos valores muy importantes (la amistad, la superación de uno mismo, el trabajo en el equipo, entre otros) y es una de las series que ha marcado mi vida. La Saga de Hades me pareció una delicia para los sentidos y me tuvo enganchada durante mucho tiempo, lo mismo que Saint Seiya ‘Episodio G’ o ‘The Lost Canvas’. Pero he llegado a la conclusión que en el mundo manga y anime siempre ocurre lo mismo: cuando un producto funciona, lo explotan hasta dejarlo sin gas.

No he visto ‘Next Dimension’, pero tiene toda la pinta que no va a gustarme. Sobre ‘Saint Seiya Omega’, me parece (directamente) ridícula, de hecho dejé de verla por esta razón. La idea de que los caballeros entrenen en una especie de colegio (como si fuera Hogwarts o algo parecido) me produce urticaria, lo mismo que el poder de los santos, que viene de los elementos. A pesar que han querido mantener la esencia del original (el dibujo es muy Saint Seiya y Kouga cae tan mal como el propio Seiya) no han sabido hacerlo del todo bien, han querido (a la vez) innovar y han metido demasiados giros extraños que me parece fuera de lugar.

A pesar de ello, sigo recomendando ver la serie primigenia (mejor en versión original), leer los tomos del ‘Episodio G’ (podréis ver a mi amado Camus de Acuario en todo su apogeo adolescente) y disfrutar de la historia de ‘The Lost Canvas’, una de las mejores (también en el tema estético) para mi gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario