Cuando la tele se viste de fiesta

¿Qué tal os está tratando el verano? Espero de corazón que tan bien como a mí. Sí, ya se que agosto está tocando a su fin, pero recordad que septiembre es un mes tan propicio para las vacaciones estivales como cualquier otro… y si no, que se lo pregunten a una de mis compañeras ;-)

Esta semana, el famoseo televisivo del otro lado del charco ha celebrado su “fiesta grande”, los premios Emmy, y hasta allí vamos a volver nuestras miradas porque ya sabéis lo que me entusiasma una red carpet.


Como siempre digo, “para gustos los colores” y es que mientras que para algunos un estilismo puede estar entre los más acertados, para otros puede tratarse de un cataclismo de proporciones desastrosas…

Prometo ser tan breve como intensa.

Las “la que has liao pollito”

En el bloque de las desacertadas nos encontramos en primer lugar con la voluptuosa Sofia Vergara, que peca precisamente de eso, de ir demasiado ajustada con su Roberto Cavalli blanco. Os aseguro que no es envidia, ya se que ella lo vale y que este tipo de vestidos le quedan como a ninguna, pero me gustaría que alguna vez me sorprendiera con un modelazo digno de admiración, no con uno que me haga temer por la integridad de sus costuras.


A continuación, la siempre excesivamente pastelosa Kaley Cuoco con un Monique Lhuillier de la colección Resort 2015, que no me acabó de convencer a pesar de que creo que le sienta genial su nuevo corte de pelo pixie.


La sigue muy de cerca su compañera de reparto Mayim Bialik, con una pesadilla en azul eléctrico de Oliver Tolentino que le suma años y no es capaz de resaltarle ni uno solo de sus atributos positivos.


Lo siento mucho, pero la siguiente en mí lista de las que fallaron esa noche aparece en las listas de las acertadas de la mayoría de los expertos en moda que se han hecho eco del televisivo evento. Se trata de la beldad de la serie Girls, Allison Williams, de Giambattista Valli Alta Costura. El vestido es una auténtica preciosidad, y ella es una chica espectacular como pocas… en ese caso ¿por qué la veo cero favorecida? ¿será el peinado?


Y por último, la que viene siendo habitual en estas listas, la inigualable Lena Dunham. Va hecha un cristo (también de Giambattista Valli) pero ella lo sabe y yo creo que incluso le gusta.


Las que pisan fuerte

Son aquellas que cuando aparecen despiertan un wow general. Algunas lo hacen asiduamente, cada vez que pisan la alfombra roja y otras nos han sorprendido por primera vez.

Kerry Washington es habitual de estas listas. Que es una actriz muy talentosa, bella y que derrocha estilo, no hay quien lo discuta; pero para mí, lo que más llama la atención es que es capaz de lucir modelos de patronaje y colores muy difíciles para el resto de los mortales, como este original Prada naranja, y que a ella le sientan divinamente.


También desborda originalidad en este tipo de eventos Lena Headey. Este vestido negro no podría haber sido mejor defendido que con el look rockero de la actriz. Sobria y cañera a la vez… ¡me encanta!


El look diva de Taylor Schilling, de Zuhair Murad, también me tiene maravillada. Brillante y preciosa, rememora a alguna de las célebres “rubias” de Hitchcock.


Se que tengo mis debilidades y que a veces me cuesta ser objetiva, pero no puedo menos que incluir a Michelle Dockery, de Rosie Assoulin. No sólo es una gran actriz, sino que es capaz de transmitir su sensibilidad y su elegancia con los estilismos que elige para cada evento. Una chica diez en todos los sentidos.


La ganadora de este evento es toda una sorpresa para mí. Sarah Hyland, la hija “ligona” de Modern Family, hasta ahora era más habitual de mis listas de desacertadas, porque no hacía más que pasearse por las alfombras rojas con looks de una señora veinte años mayor. Con este conjunto de top y maxifalda de talle alto de Christian Siriano ha conseguido convertirse (al menos en mi opinión) en la mejor vestida de los Emmy de este año. Por primera vez la veo estilosa, moderna y adecuada a su edad; sólo espero que continúe por este buen camino…




Comentarios