Gloria a Roma

Hace unos meses puede probar junto a unos amigos muy queridos y a mi chico este juego tan divertido que transcurre en Roma en el año 64 AC. En él, el objetivo de los jugadores es reconstruir los barrios bajos de la ciudad, que han sido arrasados por un terrible incendio.

Entre las edificaciones que se quemaron se encuentra el Palacio Imperial, de ahí que el emperador Nero Caesar haya regresado a Roma desde sus tierras en Antium y haya ofrecido refugio a la población desplazada, para cumplir con lo que ordena el emperador, cada jugador cuenta con un tablero personal y 200 cartas.

Lo cierto es que solo he jugado una vez a este divertido juego (creo que gané, sino me falla mi mala memoria jeje) y no recuerdo muy bien las reglas, pero lo que si sé, es que eran sencillas y fáciles de entender. Además, las instrucciones son cómodas de leer, incluso entretenidas, lo mismo que las cartas, que tienen un estilo muy divertido.

Hay varios tipos de cartas y funcionan como oficio, personaje o material. Son muy importantes, porque son las que te permiten construir edificios y adelantar a tus compañeros en la reconstrucción de la ciudad.

Una vez decidido cómo jugarás la carta, usas un personaje, y los otros jugadores pueden decidir seguirte (bien jugando otra carta del mismo tipo de personaje, dos iguales o un comodín, el senador). De no hacerlo, puedes recargar tu mano o añadir otra carta.


Debo dar las gracias a mis amigos por mostrarme este juego (me encanta) y también al blog http://jugandoenpareja.wordpress.com pues me ha ayudado a recordar un poco las reglas. También a la editorial Homoludicus por sus explicaciones y por el propio juego en sí. Altamente recomendable, la verdad.


Comentarios