jueves, 4 de diciembre de 2014

El libro de las navidades: El Mapa del Caos

  • Título original: El mapa de Caos
  • Autor: Félix J. Palma
  • Editorial: Plaza y Janés
  • Sinopsis: ¿Qué harías para recuperar a un ser querido, presunto lector? ¿Irías incluso a buscarlo al Mas Allá, desafiando a la propia muerte? Pero imagina que cuando estas a punto de partir, descubres que el mundo esta en peligro. Una epidemia sobrenatural amenaza con destruirlo, y su salvación reside en las páginas de un misterioso libro titulado El mapa del caos. Para ir en busca de tu amor perdido, antes tendrás que rescatar ese libro de las garras del villano mas temible que se pueda imaginar. Pero no temas, cuentas con la inestimable ayuda de Arthur Conan Doyle, el padre de Sherlock Holmes, de Lewis Carroll, el autor de Alicia en el Pais de las Maravillas, y por supuesto de H.G. Wells. Solo ellos podrán salvar al mundo usando la imaginación, y mostrarte que tu amor perdido no esta tan lejos como creías (http://www.casadellibro.com)
OPINIÓN PERSONAL

Decirle adiós a la Trilogía Victoriana ha sido para mí como despedirme de un viejo amigo, pues Félix J. Palma es, con diferencia, uno de mis autores favoritos. Aunque debo señalar que ha sido un adiós dulce, pues el autor ha sido capaz de darle a esta fantástica historia un final brillante que me ha dejado con una sonrisa en los labios. En mi opinión, los finales son algo muy complicado y el escritor ha sido capaz de hacerlo maravillosamente sin que le tiemble el pulso.

Podría decir muchas cosas positivas de ‘El Mapa del Caos’, pero voy a ir paso por paso, empezaré hablando de los personajes. Hay muchos (en cierto sentido) y todos están muy bien construidos, empezando por el inolvidable Herbert George Wells, un escritor al que todos conocemos pero que Palma es capaz de humanizar y desentrañar hasta transformarlo en un protagonista de lo más preparado y completo.

Acompañado de su fiel Jane y de otros personajes como Arthur Conan Doyle (me ha gustado la fortaleza y la honorabilidad que le dan en la novela), Lewis Carrol (un soñador incorregible), William Murray (el señor del tiempo, pero ahora reconvertido en un romántico enamorado) o la intrépida Emma Harlow, nos vemos introducidos en un mundo mágico e imaginativo que no desmerece a sus antecesores.

En esta ocasión, también tengo que romper una lanza por agente especial Cornelius Clayton, a que ya conocíamos de anteriores entregas, pero ahora se nos presenta con más matices y entendemos sus anteriores apariciones como hombre oscuro y torturado, ¿y qué decir de los personajes qué vienen del Otro Lado, esos buscadores del saber supremo? No os diré mucho para no estropearos la sorpresa, pero os hablo de unas personas que comenten un error y que luchan con todas sus fuerzas para subsanarlo.

Sobre la historia, solo decir que es espectacular y muy adictiva, el escritor gaditano ha sido capaz de cerrar de un modo magistral su obra, pues no deja ni un solo punto sin cubrir ni un cabo sin atar, lo que no quiere decir que sea un argumento sencillo. Pero el ganador del premio Ateneo ha sido capaz de hacerlo con sus mágicas palabras y con sus argumentos, tan complejos como estimulantes.

Bien hilada, con un uso del lenguaje tan culto como comprensible, solo puedo decir cosas buenas de este libro, que como dice el propio Palma es “un homenaje a los libros que leíamos de niños”. Creo que sin duda este será (en el mundo de los lectores) el libro de estas navidades, puesto que es una obra de arte, no solo el bello formato en el que se nos presenta, sino también lo que hay en su interior.

Por ello es imprescindible que les brinde a un aplauso a dos puntos que son importantes a lo largo de la trilogía, como son los saltadores y la teoría de los multiversos, dos aciertos que no pudo dejar de pasar por alto.

Creo que ya le he recomendado esta trilogía a casi todos mis amigos, pero es que no puedo parar de hacerlo, porque es una de esas sagas que se te quedan clavas y que creo que todos deberían leer. Es un despliegue de imaginación que todo el mundo debería hacer un hueco en su lista de lecturas para ponerlo en el primer puesto.

A pesar de que suene a tópico, me ha dado mucha pena despedirme de esta saga que empecé por el año 2008 y de la que me hice incondicional casi desde el primer momento. Creo que ese es el único inconveniente que le veo, que se haya terminado ya.

Nota: 9,5 un libro tan magnífico como imprescindible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario