sábado, 31 de enero de 2015

Artículo de opinión: Blogs

Hace ya muchos años que me muevo en esto del mundo de los blogs y, la verdad, es que cada vez me gusta más. Los blogs nos han permitido poder escribir libremente de todo lo que nos gusta, personalizarlos y compartir a través de las redes sociales nuestros posts y de este modo darnos a conocer a todo el mundo.

Mi experiencia personal empezó hace muchos años, en concreto en 2008, cuando, animada por mis amigas, decidí a abrir mi blog primigenio: El Panteón de las Letras. En un principio este blog iba a servir para subir mis escritos, relatos y alguna que otra poesía, pero pronto me di cuenta de que eso no terminaba de llenarme, y que el blog no tenía la aceptación que yo esperaba. Así que, como los libros son mi pasión, decidí orientarlo hacía las reseñas. Y la cosa mejoró mucho. Y así hasta el día de hoy, en el que sigo manteniendo vivo mi blog escribiendo cada vez que puedo reseñas que pueden ayudar a la gente a encontrar el libro que busca.

Aparte del Panteón ha habido otros blogs y aún hoy algunos de ellos todavía viven, como Masterball Fans (blog dedicado a Pokémon) y éste que estáis leyendo ahora. Y lo cierto es que mi curiosidad no acaba aquí y tengo muchos proyectos en mi mente, pero por desgracia no el tiempo suficiente para llevarlos todos a cabo, así que, poco a poco se irá haciendo todo lo que se pueda.

Con respecto a las webs que soportan los blogs pues he tenido experiencias de todo tipo, tanto positivas como negativas y lo cierto es que el mejor para administrar un blog es, sin duda, Blogger. Y no es por peloteo ya que El Desván de Casiopea y Andrómeda se aloja en él, sino porque mi experiencia de tantos me ha hecho llegar a esa conclusión.

Si has llegado hasta aquí (¡gracias!) y te apetece tener un blog, te voy a dejar unos cuantos consejos que he aprendido en todos estos años y que, quizás, puedan servirte de ayuda.

En primer lugar es muy importante tener claro lo que quieres escribir en tu blog y de ahí, crear un nombre que transmita a la persona que va a entrar lo que se va a encontrar en él.

En segundo lugar, buscar una web de soporte para ese blog. En la actualidad las dos más conocidas son Blogger y Wordpress. Sinceramente, tengo blogs en ambas webs, y Wordpress no permite tanta personalización como Blogger y es un poco más complicado de administrar (aunque últimamente han simplificado las interfaces de administración y el trabajo se hace mucho más rápido). Simplemente con resgistrarte y rellenar los datos del blog, es suficiente para que éste empiece a funcionar.

También es muy importante estar presente en las principales redes sociales: Twitter y Facebook, pero también puedes abrirte paso en otras como Instagram o incluso Youtube.

Y por último mi consejo es dedicarle todo el tiempo que puedas, porque un blog no se hace en un día y hace falta mucho mimo, cariño y dedicación para que salga adelante. Puede que al principio no recibas los resultados que esperas, pero con el tiempo tendrás visitantes asiduos, seguidores y gente que comenta tus entradas y entonces verás que ese trabajo ha merecido la pena.

Espero haberos picado la curiosidad con el mundo de los blogs y que os animéis a crear el vuestro propio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario