Casa del Libro


Sin duda alguna, La Casa del Libro es, como su propio nombre indica, un hogar para todos aquellos que amamos los libros. Cada Casa del Libro tiene algo que la hace especial y diferente al resto. Son espacios tranquilos donde puedes hojear los libros libremente y, no solo llevarte el libro que estabas buscando, si no también descubrir uno nuevo que hasta antes de entrar a la tienda no conocías.

En la Casa del Libro se pueden encontrar todo tipo de libros: técnicos, especializados, infantiles, para adultos… Raro es acercarte a una Casa y  que no tengan el ejemplar que estás buscando, y si por un casual no lo tienen, no importa, porque lo puedes pedir y te lo traen sin problemas. De hecho, por experiencia personal, hace tiempo encargué un libro que no tenían en la tienda, y en menos de una semana tenía un espléndido ejemplar esperándome en la tienda.

Por otro lado, si también te gusta el manga y el cómic podrás encontrar una pequeña selección de los últimos ejemplares que las editoriales especializadas han puesto a la venta. Si es cierto que no es tan específico como ir a una tienda especializada en el género manga, pero si sirve para que personas que 
no lo conocen pues se puedan iniciar en este gran mundo del manga.

También me gusta mucho de La Casa del Libro su apartado de idiomas, ya que se pueden encontrar diccionarios de todo tipo, libros especializados para cursos de todos los idiomas y niveles y más de una vez me ha sacado de un apuro al tener ellos el ejemplar que estaba buscando y que no podía encontrar en ninguna otra librería.

A colación de esto último, también es remarcable decir que tienen un amplio catálogo de libros de texto, e incluso es posible dejarles tu propia lista de libros escolares y ellos mismo se encargaran de buscarlos y reunirlos para ti. Este servicio es muy útil y a ellos les permite tener una relación con cliente mucho más personal y estrecha ya que es darles el trabajo hecho a todos esos padres agobiados por tener la lista de libros lo más antes posible para sus hijos.

He de decir que el trato profesional de los trabajadores que trabajan en estos establecimientos es impecable, ya que son conocedores del mundo editorial y te dan un trato mucho más especializado que en otros establecimientos donde no lo conocen. Me gustaría hacer especial hincapié en un chico que nos atendió a Selene y a mí en la Casa del Libro de la calle Maestro Victoria, el cual nos habló de las partes del libro con toda la naturalidad del mundo, y yo personalmente lo agradecí mucho porque además me encuentro estudiando eso y me hizo especial ilusión.

Por último os quiero hablar de mi Casa del Libro favorita, es la de Gran Vía y me gusta por varias razones: hay muchas personas en cada piso para atenderte, el número de libros es espectacular y puedes encontrar de todo y además tiene unos espléndidos sofás donde puedes sentarte a ojear todos los libros que desees con total naturalidad.


Sin duda alguna, Casa del Libro es el hogar de todos los amantes de los libros.


Comentarios