lunes, 5 de enero de 2015

Las Gemelas de Sweet Valley

Las Gemelas de Sweet Valley es una de las series que veía en mi adolescencia, junto con otras como California Dreams o Cosas de Casa (de las cuales ya os hemos hablado en nuestro blog) para pasar el tiempo y que al final te terminaban enganchando. Si bien es cierto que no son precisamente series con grandes guiones ni interpretaciones, te servían para pasar el tiempo mientras desayunabas o comías.

La serie está basada en unos libros de gran tirón entre los jóvenes americanos y muestra la vida de Carmen y Lía, dos gemelas idénticas aunque de personalidades opuestas y de sus amigos.

Carmen es bondadosa, responsable y amiga de sus amigos, mientras que Lía es egoísta, presumida y superficial. Ellas y sus amigas, amigos y novios tratarán de divertirse en los alocados años de instituto.

La serie consta de ocho temporadas y ochenta y ocho capítulos de media hora aproximadamente cada uno. La serie se ha emitido en España a través de Televisión Española y Antena 3 con buenas audiencias, llegándose a ver durante un tiempo durante el mismo periodo en ambos canales.

¿Qué ha sido de las famosas gemelas?


Por desgracia, las famosas gemelas no tuvieron mucho éxito en la gran pantalla después de su paso por la serie. Como bien he podido averiguar navegando un poco por Internet, la película más famosa que hicieron fue “Diario de un Rebelde” junto a un jovencísimo Leonardo di Caprio donde ambas gemelas tiene un pequeño papel.

Por un lado, la gemela ñoña de la serie, Cynthia, dejó apartada su carrera en la televisión para dedicarse a la fotografía. La única aparición que tuvo en televisión fue en una serie en un capítulo hace más de diez años. En la actualidad la gemela está casada y tiene dos hijos.

En cambio la malvada Brittany si ha continuado con su carrera de actriz, aunque no con mucho éxito, aunque trabajo no le ha faltado, desde 2010 su carrera está parada.

Siempre es curioso saber cómo ha continuado la vida de los protagonistas de las series que veíamos cuando éramos más jóvenes, ¡y es que los años no pasan solo para nosotros!.



No hay comentarios:

Publicar un comentario