miércoles, 15 de julio de 2015

Satoru Iwata


Este mes se ha alterado la programación del blog en lo que a esta sección se refiere ya que la actualidad manda. En un principio iba a hablaros sobre el E3 y las novedades que ha traído este año, pero por desgracia el pasado once de julio falleció el presidente de Nintendo: Satoru Iwata, a los cincuenta y cinco años de edad víctima de un cáncer. Por esto, se ha decidido dedicarle este apartado a modo de homenaje, ya que a mí personalmente me toca bastante ya que soy consumidora de Nintendo y gran fan de la marca japonesa de videojuegos.

Desde el El Desván de Casiopea y Andrómeda le mandamos nuestras condolencias a la familia y que Iwata descanse en paz. A continuación os vamos a desgranar lo que fue su vida y logros dentro de Nintendo.

Satoru Iwata nació el 6 de diciembre de 1959 en Sapporo. Ya desde pequeño mostró mucho interés en la creación de videojuegos, ya que en su ambiente había muchos. 

Durante sus años en el instituto hizo pequeños juegos de números con la calculadora, que compartía con sus compañeros. Después de terminar la secundaria entró en el prestigioso Instituto Tecnológico de Tokyo, para graduarse en Informática. Durante su estancia en dicho centro, su pasión por los videojuegos y los ordenadores le llevó a formar un grupo de aficionados de esta temática. 

El 21 de febrero de 1980 el gerente de ese departamento fundó HAL Laboratory, junto a este grupo de aficionados, en los que además de Satoru estaba Masahito Tanimura, actual presidente de HAL.

Dos años después, al terminar la carrera, entró a trabajar a tiempo completo en esta nueva compañía.
Con Luigi en un Nintendo Direct
Esta decisión no agradó demasiado a su familia, ya que la empresa era muy pequeña -era el quinto empleado-, y según sus propias palabras: “Mi padre no me habló durante seis meses después de empezar a trabajar en HAL. Debía creer que me estaba uniendo a algún tipo de secta”.

Dentro de HAL, Satoru Iwata demostró sus grandes dotes como programador, participando en el desarrollo de títulos como “Eggerland” -precursor de “Las aventuras de Lolo“-, para MSX. Sin embargo la gran oportunidad de Iwata vino con Nintendo.

Participó en juegos de Nintendo como “Balloon Fight” o “NES Open Golf“. Satoru también colaboró personalmente con Shigesato Itoi en la creación de la serie “Mother”, conocida como “Earthbound” fuera de Japón. Sin embargo el producto estrella de Iwata -no el diseño en sí, obra de Masahiro Sakurai, sino el concepto de juego- es Kirby.

“Kirby’s Dreamland” fue diseñado originalmente para Game Boy, y salió en Japón el 27 de abril de 1992. Nintendo y Hiroshi Yamauchi, el anterior presidente de la compañía, se sorprendieron del gran éxito del juego, y del talento de HAL, por lo que les encomendaron realizar otra entrega para su consola de sobremesa: “Kirby’s Adventure“.

Parecía que todo le iba perfecto a HAL, tanto que a principios de los noventa decidieron expandir su estudio construyendo un nuevo edificio para sus oficinas. Sin embargo, fruto de esta inversión y de otros factores circunstanciales, se encontró con una deuda de más de cinco mil millones de yens en 1992.

Se vieron forzados a pedir ayuda, y fue Nintendo la que les rescató del agujero en el que se habían metido, aportando dinero a la empresa a cambio de que ésta desarrollara exclusivamente juegos para sus consolas. Desde entonces los destinos de las dos compañías han estado íntimamente relacionados y todas sus franquicias pertenecen a Nintendo.

Durante la reconstrucción de la compañía, Satoru Iwata fue nombrado presidente de HAL. Uno de los primeros cambios que hizo en la política de la empresa fue el hecho de basar las pagas extras en el rendimiento personal de cada uno. Cada marzo se evaluaba el potencial de cada trabajador frente al trabajo completado, algo que resultó ser todo un éxito, incentivando a sus compañeros.

En los siguientes años consiguió devolver a su empresa al éxito que disfrutó anteriormente, gracias a sus excelentes dotes de mando y visión de futuro. Este potencial era seguido de cerca por Hiroshi Yamauchi, como se pudo ver posteriormente.

Kirby, una de sus grandes apuestas
En el año 2000, abandona la presidencia de HAL -aunque siguió colaborando con ellos-, para pasar a tener un puesto en la directiva de Nintendo, concretamente en la “Nintendo’s Corporate Planning Division“, que se encargaba de las decisiones corporativas en una forma global.

Desde ese puesto comenzó a darse cuenta de que la industria comenzaba a no ser demasiado rentable, ya que el coste de producir un juego cada vez era mayor. Además sentía que los jugadores cada vez se interesaban menos por los gráficos y se preocupaban por la falta de originalidad y frescura característica de los títulos clásicos.

En esta época estuvo involucrado en varios proyectos de Gamecube, como Super Mario Sunshine, Metroid Prime, Star Fox Adventures, Eternal Darkness: Sanity's Requiem, Animal Crossing y The Legend of Zelda: The Wind Waker, entre muchos otros.

En mayo de 2002 Yamauchi hizo llamar a Iwata a su despacho. Yamauchi estuvo dos horas hablando con él, recordando toda su vida a cargo de Nintendo y como transformó a la empresa en una de las más grandes en el mundo de los videojuegos. Estas reuniones se repitieron en otras ocasiones, y Satoru empezó a sospechar que querían echarle de la empresa. Sin embargo, la razón era muy diferente: Yamauchi había decidido que Satoru Iwata sería su sucesor.

Durante una conferencia de prensa en agosto de 2002, Yamauchi comentó que su decisión se debió a que Iwata-san conocía y entendía perfectamente la filosofía de Nintendo. Además destacó su gran talento, y que su edad haría que las relaciones internacionales mejoraran, ya que Hiroshi sentía que alguien joven llevaría mejor que él los viajes en avión. No en vano, aproximadamente el 70% de los ingresos de Nintendo vienen de ventas fuera de Japón.

En su etapa al frente de la compañía, Iwata centro sus esfuerzos en hacer que Nintendo fuera más accesible a los usuarios, abriendo las comunicaciones y estableciendo un trato más directo con los usuarios, convirtiéndose incluso en la cara principal de la compañía en los vídeos de Nintendo Direct, donde informaba de todas las novedades acerca de las consolas y próximos videojuegos de Nintendo.

A continuación os vamos a desgranar los diez mejores juegos que Satoru Iwata desarrolló y que cambiaron el concepto de los videojuegos:

1. Car Race (1980). Fue el primer juego desarrollado por Satoru Iwata. Se lanzó en plataformas Commodore y presentaba un fondo negro con píxeles verdes en los que se representaba una carrera de coches. Seguía la estela de otros títulos del tiempo como «Speed Race» de Taito o «Head On» de Sega.

2. Pinball (1984). En esta versión de las conocidas mesas de juego se inauguró Iwata como desarrollador en Nintendo. Con una buena física de la bola y apenas una mesa pequeña, intentaba dar catálogo a una consola como la NES todavía sin consolidar. Tenía minijuegos, además, que ampliaban la jugabilidad del título.

3. Balloon Fight (1985). Es el primer clásico por definición de Satoru Iwata en Nintendo: con una figura con dos globos a la espalda, el jugador debía responder a sus rivales y sobrevivir en el aire hasta el final. Gran parte de su diseño se adaptó a los niveles de agua de Super Mario Bros.

4. Gall Force: Eternal Story (1986). Una adaptación del anime original, es un completo matamarcianos con secuencias animadas y bastante dificultad. Los coloridos gráficos, las animaciones, siguen el modelo de Xevious de Namco lanzado en 1982. Destaca el tamaño de sus sprites y fue lanzado en el Disk System de Famicom.

5. Famicon Grand Prix II 3D Hot Rally (1988). Otro de los juegos que utilizaba con cierta fortuna el efecto scaling de recreativas, ofrecía un completo simulador de conducción. A ello unía además gráficos de tres dimensiones en sentido estereoscópico.

6. Adventures of Lolo (1989). La mascota no oficial de Hal Lolo protagoniza este inicio de una serie de juegos con perspectiva superior y toques de puzle. Existieron juegos previos en MSX, pero fueron los de NES el verdadero éxito de ventas. Conoció este personaje, además, diversos cameos en los posteriores juegos de Kirby.

7. NES Open Tournament of golf (1991). Esta nueva versión del original Golf de Nintendo tuvo un remozado aspecto gráfico, que en ocasiones recuerda su hermana mayor Super Nintendo, y tiene a los personajes de la franquicia Mario como protagonistas. El juego tuvo distintas versiones tanto para EE.UU como para Japón.

8. Kirby´s Dream Land (1992). Quizá el título más célebre de Hal, creó a la mascota Kirby a través de la imaginación de Masahiro Sakurai. El programador principal del juego fue Satoru Iwata, que habla de este título clásico como una «obra de colaboración». Conoció una saga multimillionaria.

9. EarthBound (1994). La secuela de Mother, lanzada en 1994, tuvo en el desarrollo a Satoru Iwata, que agilizó en gran parte su lanzamiento. Las aventuras de Ness y compañía se han convertido en un juego de culto, y queda todavía inédita en occidente su tercera entrega.

10. Super Smash Bros. (1999). Según Iwata, este título comenzó como «un prototipo» en el seno de Hal para acabar siendo un rompedor juego de lucha. A pesar de la resistencia inicial de Nintendo por publicarlo, supo encontrar su público en su lanzamiento y es ya una de las sagas más esperadas y seguidas por los aficionados.

Sin duda la aportación de Iwata al mundo de los videojuegos es indudable, siempre nos quedarán estos títulos y todo lo que ha dado a Nintendo. ¡Gracias Iwata-san!




No hay comentarios:

Publicar un comentario