lunes, 10 de agosto de 2015

Quiero ir a Japón... y comer KitKat

Lo reconocemos, en nuestro blog somos muy golosas. Nuestras recomendaciones pasadas así lo demuestran, también los platos de Japón que os hemos presentado y diversos productos que han hecho nuestras bocas agua. En este caso, os vamos a hablar de algo que nos hace perder la cabeza: el chocolate, en concreto de uno de los snacks favoritos de los japoneses: los KitKat.

Mientras que en España contamos con tan solo cinco variedades: la clásica de chocolate con leche, la de chocolate blanco, la de chocolate negro, la especialidad mini o la Chunky, las variedades que existen de este producto en Japón son muchísimo más amplias. De hecho, el país oriental es una auténtica mina de oro para Nestlé, y no solo a escala internacional. Desde la página española de KitKat se ha realizado un concurso para llevar a los premiados a Japón, lo que no puede más que tener relación con los sabores que existen en el país.

(Algunos ejemplos de los sabores de KitKat en Japón)


Según comentaba la CNN hace unos tres años y recogía Japonismo hace dos, en Japón existen unas 200 variedades de este producto, lo que supone la posibilidad de probar sabores tales como wasabi, salsa de soja, té verde, judías rojas dulces, fresa, galleta, boniato o chile entre otras. Además, existen diferentes ediciones para cada zona del país, ediciones especiales para San Valentín o Halloween o incluso productos especiales como los KitKat individuales o los que solo se venden en determinados lugares, como los que pueden conseguirse en las estaciones de la linea Tokaido.

Hay que destacar una especie de tradición que existe en Japón en torno al dulce producto. En japonés KitKat se pronunciaría kitto katto (キットカット) que se parece a kitto katsu きっと勝つ), algo así como ganaremos seguro. De ahí que regalar uno de estos snacks sea un modo de desear suerte en un examen, un partido e incluso a la hora de acudir a una entrevista de trabajo. Personalmente, tengo una experiencia personal relacionada con esto. Hace unos años hice un examen de japonés y nuestra profesora nos trajo un KitKat a cada uno para desearnos suerte. 

Es una práctica muy extendida y, de hecho, en Japón los paquetes de KitKat cuentan con un especie especial para escribir a quien se le dedica el regalo y de parte de quién. En nuestro caso, nuestra sensei nos escribió un pequeño mensaje en una cartulina, muy tierno, la verdad.

¿Qué os ha parecido el artículo sobre el snack, os apuntáis a la moda de desear suerte con un KitKat? A mí, desde luego, me parece una forma muy dulce de hacerlo. 

(Fuente: Japonismo, KitKat España,Yorokobu)


No hay comentarios:

Publicar un comentario