El uniforme japonés

Sin duda alguna, uno de los elementos que más nos gustan a los amantes del anime y de la cultura japonesa son los uniformes que nuestros personajes favoritos utilizan para ir a clase, y que prácticamente son una segunda piel para ellos, puesto que, debido a los estrictos horarios de clase y actividades extraescolares, pasan gran parte del día con esa ropa puesta.

A nosotras nos encantan, y como sabemos de mucha gente que es como nosotras, este artículo va dedicado a todas ellas.

Podéis dejarnos en los comentarios cual es el uniforme que más os gusta que hayáis visto en un anime o leído en un manga, porque aunque todos tienen denominadores comunes, cada uno es especial en sí.


Existen varios tipos de uniformes, aunque el más tradicional es el gakuran para ellos y el sailor fuku (セーラー服) o estilo marinero para ellas, aunque en muchos institutos también es popular el llamado american blazer, es decir, el uniforme con americana tanto para ellas como para ellos.

El uniforme escolar se instauró durante los primeros años del siglo XX, cuando Japón, recién abierto al mundo, se puso las pilas para modernizarse y poder equipararse con las grandes potencias occidentales. La idea detrás del uniforme está muy relacionada con la abolición del sistema de castas del periodo Edo durante la Restauración de Meiji, pues gracias al uniforme todos los estudiantes pasaban a ser iguales a pesar de las diferencias sociales y/o económicas que pudieran tener. Sin ellos, algunos estudiantes habrían llevado bonitos kimonos a la escuela (que, además, era una vestimenta poco práctica) mientras otros habrían ido con ropas más planas, acorde a su estatus social. Así, gracias a los uniformes, todos los estudiantes eran (o al menos, parecían) iguales.

Sailor fuku y Gakuran
El gakuran es una chaqueta oscura, normalmente negra, de cuello mao con botones dorados y que a veces puede llevar pins o emblemas de la escuela en el cuello. El gakuran tradicionalmente se acompaña de una gorra, aunque su uso es cada vez menos popular. 

El sailor fuku o estilo marinero de las chicas es extremadamente popular también fuera de Japón. Los uniformes marineros suelen aparecer en gamas de azules, grises, negros y hasta verdes y se diferencian entre institutos por el tipo de lazo del cuello. En ambos casos, hay versiones del uniforme para los meses de verano (normalmente sin la chaqueta para ellos y mangas cortas para ellas) y para los meses de invierno. Estos uniformes se diseñaron basándose en la moda militar y naval europea, especialmente británica, y poco han cambiado desde su instauración hace casi cien años.


Pero el gakuran o el sailor fuku no son los únicos tipos de uniforme que podemos encontrar hoy en día en los institutos japoneses. Poco a poco se ha ido imponiendo otro estilo de uniforme diferente, que consiste en americanas y blazers de estilo occidental, con pantalones para ellos y faldas plisadas para ellas en tonos que van desde los negros y grises o azules oscuros hasta los marrones claros y que suelen tener diseños de cuadros escoceses. La parte superior puede ser con americana o con blazer de punto. 

Chicas con loose socks
Para destacar en parte su individualidad, tanto chicas como chicos suelen añadir detalles personales y accesorios a su uniforme, especialmente a la bolsa que utilizan para ir al instituto. 

Además, no llevar perfectamente abrochados todos los botones de la chaqueta o llevar los pantalones caídos, en el caso de ellos, o enrollarse la falda en la cintura para hacerla más corta o usar calcetines anchos y caídos en el caso de ellas (los famosos loose socks) son maneras de sacar algo de su rebeldía adolescente y salirse de la estricta uniformidad del uniforme. 

Como veis el uniforme es toda una institución en Japón y forma parte de la vida y cultura adolescente.

Para terminar, quiero dar las gracias al blog Japonismo por facilitarme la información para completar mis conocimientos sobre los uniformes japoneses, además os lo recomiendo si lo que queréis es tener un conocimiento completo sobre la cultura japonesa.

Comentarios