Las bibliotecas más bonitas del mundo

Para cerrar el mes de los libros, he querido hacer un especial de las bibliotecas más bonitas del mundo. Las más preciosas. Las que podrías pasar horas y horas paseando, no solo admirando la cantidad de ejemplares que podrás encontrar en su interior, si no también todo lo que la rodea: obras de arte, estanterías hasta el techo, libros únicos… todo el conjunto hace que sean lugares mágicos.
Como en El Desván amamos mucho los libros, queremos rendirles homenaje con los lugares más preciosos donde descansan. 

¡Pasen y lean!

1. Real Biblioteca del Monasterio de El Escorial, Madrid, España


Fundada por Felipe II en el Monasterio del Escorial, esta biblioteca es una joya con mayúsculas. Bajo sus techos pintados cobija verdaderas obras maestras de la literatura y es un placer para los ojos la mires por donde la mires. El Salón Principal es una maravilla que parece más una catedral que un espacio dedicado a la literatura.

2. Biblioteca Joanina, Coimbra, Portugal


La barroquísima Biblioteca Joanina es la biblioteca de la Universidad de Coímbra y un lujo indescriptible para bibliófilos. Fue construida en el siglo XVIII durante el reinado de Juan V, de quien toma el nombre, y en cuanto cruces el umbral no sabrás a dónde mirar. En tres grandes habitaciones separadas por grandes arcos las paredes se cubren de libros desde el suelo los cielos pintados. Por lo visto este monumento nacional custodia más de 250.000 volúmenes. ¡Ahí es nada!

3. Ala Mortlock de la State Library of South Australia, Adelaida, Australia


Con su techo de cristal que filtra la brillante luz australiana, el ala Mortlock de la Biblioteca Estatal del Sur de Australia es una de las más hermosas del mundo. El edificio abrió sus puertas en 1884 como biblioteca pública, museo y sala de arte y hoy es una atracción turística para cualquier ratón de biblioteca.

4. Biblioteca de la Abadía de Admont, Austria


La de la Abadía de Admont es la biblioteca monástica más grande del mundo y un prodigio del arte barroco. Situada en el monasterio más antiguo de Styria, su opulento estilo se debe al arquitecto Josep Hueber, que diseñó en 1776 un espacio de 70 metros de largo, 14 de ancho y 13 de alto donde se guardan unos 70.000 volúmenes. Su techo pintado con frescos de Bartolomeo Altomonte es una de sus características más espectaculares. Así que en cuanto entres, alza la mirada.

5. Biblioteca del Clementinum, Praga, República Checa


El interior del Clementinum, uno de los edificios más significativos de Praga, oculta el paraíso de las ratas de biblioteca: una biblioteca barroca hermosa como pocas y con un techo decorado por Jan Hiebl. Esta gran galería dedicada a la literatura custodia miles de volúmenes sobre teología a partir del siglo XVII bajo los frescos que retratan el Templo de la Sabiduría. No te lo pierdas.


Comentarios

  1. ¡Hola!
    Una gran entrada. La de Australia me ha enamorado^^
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario